Técnica del Tenis por Luis Aylon y Carlos Romera Escuela

FASES DEL GOLPE DE REVÉS
Partimos de posición de preparados o de espera, pies paralelos, anchura de las caderas y rodillas flexionadas, mirada a la pelota.  La mano izquierda sujeta la raqueta por el corazón de la misma y la mano derecha adopta la empuñadura este de revés o desenvainar la espada para golpe a una mano, para dos manos la mano de abajo empuñadura continental y la de arriba este de derecha de zurdo y el canto de la raqueta nos mira al cuerpo.

Tan pronto como veamos que nos viene la bola por el lado izquierdo iniciaremos el golpe de revés bien a una o a dos manos:
Giraremos los hombros y como consecuencia de ello giran los pies, prepararemos la raqueta de forma semicircular detrás y abajo con el brazo estirado, el puño de la raqueta mira a la parte alta de la red y el brazo izquierdo sujeta la raqueta con la yema de los dedos en el corazón de la misma.
  A continuación iniciamos el desplazamiento hacia la pelota adelantando el pie derecho y hacemos el ajuste de pies o juego o preparación o movimiento de pies o dar pasos, caminar etc.  hasta llegar a la pelota de lado y en línea con las piernas flexionadas y mirada a la bola girando el cuello.
 Iniciamos el movimiento de golpeo de abajo a arriba hasta llegar al encuentro con la bola, contacto, impacto o cita con la pelota que se produce delante de la pierna adelantada y a la altura de la cadera con las cuerdas paralelas a la red y la cabeza de la raqueta perpendicular al suelo y no vertical.  Para golpes liftados cerraremos un poco mas la raqueta y la aceleraremos para cepillar a la pelota rotando la mano y el brazo en el contacto con la bola.
 Finalizaremos el golpe de revés con el brazo derecho estirado a la altura del hombro y el brazo izquierdo va para detrás para hacer un buen balance del movimiento y equilibrar el cuerpo en el revés a una mano.
En el revés a dos manos terminar con los codos doblados delante del cuerpo y la raqueta en la oreja derecha, el talón de la pierna retrasada se levanta por la trasferencia del peso del cuerpo de atrás hacia adelante.
Zaragoza 1997